¿Vacaciones? 10 consejos para conseguir un empleo este verano

¿Buscas empleo? Con el inicio del verano comienza una época muy beneficiosa para los demandantes de empleo: en la época estival aumenta el consumo, y las empresas necesitan incorporar talento.

La campaña de verano genera miles de puestos de trabajo. En 2022, de hecho, junio fue el mejor mes para el empleo: se firmaron 1.769.047 contratos, casi un 16% por encima de la media del resto del año, cuando la cantidad de contratos firmados fue 1.525.947. 

Esto resulta una noticia muy positiva para los desempleados, sobre todo para aquellos de larga duración. En España, de los 3.024.000 personas paradas, 1.282.800, un 42%, lleva más de un año buscando trabajo. Además, según el INE, la tasa de paro de larga duración ha subido del 5% en 2020 al 6,2% en 2021. En este sentido, encontrar un trabajo de verano, por mucho que sea de carácter temporal, puede servir como trampolín a un empleo estable, al permitir a los profesionales renovar sus conocimientos y competencias, ampliar su red de contactos y mejorar su autoestima.

Pero, ¿cómo beneficiarse de la temporada estival? Los expertos de la Fundación Adecco ofrecen diez consejos para sacarle provecho a las oportunidades laborales del verano:

 

  1. Llegar a tiempo. La mayoría de empresas empiezan a planificar la campaña de verano después de las vacaciones de Semana Santa, por lo que el momento perfecto para buscar trabajo y enviar currículums es entre abril y mediados de mayo

 

  1. Investigar los trabajos estacionales. En esta época parques acuáticos, campamentos de verano, hoteles y otros complejos turísticos ofrecen oportunidades creadas específicamente para esta temporada.

 

  1. Analizar los sectores y posiciones más demandadas. Además de las ofertas estivales, una estrategia inteligente es estudiar cuáles son los sectores y posiciones donde más talento se necesita. En el informe Perfiles más demandados en 2023, Adecco especifica las oportunidades que existen actualmente en perfiles técnicos como soldadores, operarios para alimentación, técnicos de calidad, comerciales, mantenimiento, administrativos, personal de hostelería y teleoperadores.

 

  1. Flexibilidad. Tener disponibilidad para viajar y adaptarse a distintos modos de trabajo, horarios y turnos es algo que las empresas ven con muy buenos ojos, no ya para encontrar un trabajo estacional sino también para consolidarse en un puesto.

 

  1. Destacar la formación certificada. En determinados sectores como el turismo o la hostelería, que repuntan en esta época del año, es fundamental tener una cualificación, conocimientos y aptitudes específicas. El currículum debe destacar los certificados de profesionalidad, títulos oficiales y cualquier formación reglada. Estar al día de las demandas del mercado y formarse en ellas también es clave.

 

  1. Hacer uso de los portales y redes sociales dedicados a la búsqueda de empleo. Hoy en día contamos con más herramientas para buscar trabajo. Portales o redes sociales como LinkedIn o Infojobs permiten ojear las oportunidades que hay en el mercado, ver qué están demandando las empresas y ponerse en contacto con ellas. En este sentido, es recomendable tener un perfil activo y actualizado en estas plataformas y hacer búsquedas por palabras clave o hashtags.

 

  1. Actualizar, adaptar y personalizar el currículum. Es recomendable tener varios modelos en los que se haga hincapié en diferentes competencias para optar a diferentes puestos y sectores.

 

  1. Destacar las habilidades sociales. Las soft skills, también llamadas habilidades blandas, se han convertido en imprescindibles para las empresas, que no solo quieren trabajadores capaces de programar o analizar datos, sino también personas con capacidad para trabajar en equipo, ser resolutivos o comunicar con empatía. Estas pueden ser grandes aliadas para los desempleados que lleven tiempo sin trabajar, y resultan fundamentales para empleos de cara al público.

 

  1. Ser proactivo y mantener el contacto con la red. Nunca se sabe dónde puede surgir una oportunidad. Ya se esté empleado o no, es importante tener interés, moverse y estar en contacto con antiguos compañeros y empresas. También mostrarse disponible: no todas las compañías hacen públicas sus ofertas pero pueden estar interesadas si el demandante se acerca.

 

  1. Mantener una actitud positiva. Las empresas prefieren contratar personas positivas, proactivas y motivadas. Hay que aprender a gestionar el rechazo, el fracaso, y aprender de los errores.
Categories: Blog

¡Compártelo en tu plataforma favorita!