¿Propósitos de fin de año? Un cambio de empleo

A un mes de la Navidad, muchos empiezan a pensar en sus propósitos para el año nuevo. Leer cierto número de libros al año, apuntarse a un curso de Excel, hacer ejercicio al menos tres veces a la semana…

O cambiar de empleo.

Los últimos meses del año son, de hecho, uno de los mejores momentos para tomar un nuevo rumbo profesional. ¿Por qué?

  • Es una de las épocas favoritas de los reclutadores para ‘fichar’ nuevos talentos.
    En lugar de esperar a enero para realizar el proceso de selección, las compañías prefieren adelantar el trabajo y empezar el nuevo año con su equipo ya formado y preparado para la acción.

 

  • Un cambio de trabajo es un propósito de año nuevo muy habitual. Por eso, empezar a buscar meses antes que el resto puede garantizar que las empresas vean tu currículum antes. Además, las ofertas de trabajo suelen estar menos solicitadas.

  • La carga de trabajo puede variar mucho en las últimas semanas del año con respecto al mes de enero, cuando las empresas suelen llenar sus agendas de reuniones de planificación y elaboración de estrategia.

    De esta forma, incorporarse a un nuevo puesto en un mes como noviembre hace más fácil la adaptación al equipo y las tareas y la empresa al empleado que se incorpora y facilita también al jefe la bienvenida y formación de su nueva incorporación

Si sientes que no puedes crecer más en tu actual puesto, te pica el gusanillo de probar cosas diferentes o tu cuerpo te pide un cambio, actualiza tu cv y prueba suerte, ¡aún quedan días antes de que termine el año!

¡Compártelo en tu plataforma favorita!

Lo nuevo