Año nuevo, ¿trabajo nuevo?

El comienzo del año natural y el inicio del curso escolar son, según los expertos, los dos momentos del año en los que hay mayor rotación de puestos de trabajo. Según un informe de Ranstad Research, en 2023 hubo un 17% de media de rotación de personal en las empresas españolas.

Por un lado, entre diciembre y enero miles de personas aprovechan para reflexionar sobre su vida, tanto a nivel personal como laboral. Es el momento de hacer análisis y autocrítica, revisar los objetivos fijados al comienzo del año anterior y el camino que han tomado nuestras vidas por las decisiones y acciones llevadas a cabo. Y el camino que queremos seguir, según la persona que somos ahora (y las prioridades, que pueden haber cambiado).

Por otro, las empresas ofrecen nuevas oportunidades laborales: en enero muchas compañías empiezan nuevos proyectos o planes estratégicos, lo que implica nuevas posibilidades tanto para demandantes de empleo como para personas que quieren progresar en su carrera.

Los jóvenes, “a su bola”

Sin embargo, parece que el dicho de “año nuevo, vida nueva” no va con las nuevas generaciones, que, lejos de guiarse por unas fechas concretas, se decantan por valorar las ofertas más atractivas en el momento en el que las ven, se trate de enero… o del mes de abril. Los jóvenes priorizan la flexibilidad en el trabajo, el sueldo, el ambiente laboral y los cambios en el mercado y la economía. Su principal razón para cambiar de trabajo es simple: si la oferta en cuestión les permite mejorar el equilibrio entre su vida laboral y personal, hay que tenerla en cuenta, sea cuando sea.

En torno a los 20 y los 30 años es cuando la gente cambia más de trabajo por la falta de responsabilidades y compromisos: el hecho, probable, de no tener una familia o una hipoteca que pagar, les otorga más libertad a la hora de tomar decisiones. Por el contrario, a mayor edad, se busca la estabilidad, la calma, o la especialización y el hacer carrera dentro de la empresa. En resumen, una vida tranquila en la que ganar un sueldo cada mes que permita sobrevivir en tu hogar con tu familia de la forma más cómoda posible.

¿Por qué cambiar de trabajo?

Según Enrique Baleriola, profesor de la Universitat Oberta de Catalunya, hay seis motivos que se repiten entre las personas que cambian de empleo:

  • desmotivación
  • conciliación familiar (deseos de y falta de la misma)
  • posibilidad de trabajar en remoto
  • tener un buen clima laboral
  • oportunidades para crecer a nivel personal
  • mejor sueldo

Los cambios vitales a nivel personal, como una separación, las crisis económicas o el cierre de una empresa, también decantan la decisión del trabajador.

¿Cómo retener a los trabajadores?

Según el informe de Randstad Research, casi dos tercios de las empresas creen que mantuvieron sus niveles de rotación en 2023. El estudio Proyecto Aristóteles, de Google, establece cinco factores que hacen que una persona quiera quedarse en su puesto de trabajo.

  1. La seguridad psicológica: cuando un miembro del equipo se siente en un ambiente seguro, sin miedo a expresarse y ser juzgado, tiende a ser más creativo, participativo, colaborar y aportar. Cuando se siente cómodo y ha encontrado su sitio, ¿por qué cambiar?
  2. La confianza y fiabilidad en cuanto al cumplimiento de tareas.
  3. La estructura
  4. La claridad de roles y obligaciones que debe cumplir. La organización y claridad con respecto a lo que tiene que hacer.
  5. Impacto positivo del trabajo: cuando ves que lo que haces aporta positivamente, tienes un motivo de peso para seguir haciéndolo.

Para fidelizar al equipo, la empresa debe escuchar y valorar las opiniones de sus trabajadores, favorecer un ambiente sano y positivo de cooperación y respecto, una comunicación interna constante y un sentimiento de pertenencia a la compañía: que los trabajadores, el propósito y los valores de la organización estén en consonancia con los de sus empleados.

También tiene que prestar atención a la salud mental y psicológica de sus trabajadores, haciendo su trabajo más llevadero (y no cargándoles de más ni haciendo que empleen más tiempo del necesario en el trabajo), favoreciendo sus relaciones interpersonales y un liderazgo en el que se sientan escuchados, atendidos y tenidos en cuenta.

Categories: Blog

¡Compártelo en tu plataforma favorita!

Lo nuevo